A nombre-país por medalla ¡Qué cosmopolitas!

Tres selecciones baskas participan estos días en sendas competiciones internacionales oficiales representado a nuestro país. Estamos ante un panorama halagüeño en cuanto que, si bien en algunas disciplinas de gran calado todavía no se ha podido conseguir la oficialidad, sí se ha logrado desde hace unos años en sokatira o kayak-surf y, ahora, en pádel. Zorionak a todos los deportistas por vuestra fenomenal labor.

En el Campeonato Mundial de Sokatira la selección ha participado con el nombre oficial de Basque Country en inglés, se han conseguido siete medallas, cuatro a nivel de clubs y tres como nación por lo que extiendo un gran ánimo. El Lehendakari también los ha felicitado en euskara hablando de Euskal Selekzioa. Mientras, Arnaldo Otegi les saludada con Aurrera Euskal Herriko selekzioak!

Para el segundo párrafo ya llevamos tres acepciones para denominar a nuestro país: Basque Country, Euskal Herria y Euskal Selekzioa. Pero no contentos con tan numeroso elenco, seguimos aumentando el número.

A estas declaraciones se suma la aportada en el acto de inauguración por Bakartxo Tejeria, Presidenta del Parlamento Vasco, “Hoy podemos decir con orgullo que estos días Euskadi se ha convertido en la plaza del mundo de la sokatira, y que la sokatira ha situado a Euskadi en la plaza del mundo”. Asimismo, ha puesto de relieve el hecho de que la selección vasca de sokatira pueda competir en condiciones de igualdad con el resto de selecciones nacionales en el ámbito internacional “Este Campeonato del Mundo adquiere especial importancia para Euskadi porque la sokatira es uno de los deportes que permite a Euskadi-Basque Country competir como nación y con carácter oficial en el plano internacional y al mismo nivel que el resto de las selecciones nacionales que estos días competís en Getxo”.

A lo que el periodista añade “La selección vasca Euskadi-Basque Country es miembro de pleno derecho de la Federación Internacional de Sokatira (TWIF) desde 2015”.

Así tenemos, 1. Basque Country, 2. Euskal Herria, 3. Euskadi, 4. Euskal Selekzioa, 5. Selección Vasca, 6. Euskadi-Basque Country y 7. Selección vasca Euskadi-Basque Country. Siete medallas y siete nombres, a nombre por medalla.

Bien es verdad, que la acepción “Selección vasca Euskadi-Basque Country” lleva incorporado un adjetivo, pero también es real que a nadie se le ocurre escribir “la selección francesa Francia” o “la selección española España” como en nuestro caso lo hace el periodista. La complejidad dada al nombre lleva a este camino.

También estos días se ha celebrado el europeo de Kayak-Surf, donde el Lehendakari los ha saludado y felicitado como Euskal Selekzioa, nombre con el que han competido según puede verse en su web, aunque se han retratado con una ikurriña en la que se lee Euzkal (sic) Herria y en su equipación puede verse Euskadi. Deia titula “Euskadi arrasa en el europeo de kayak surf de Sopela”. Otro ejemplo del abanico de nombres que utilizamos sistemáticamente para denominar a nuestras selecciones y, por ende, a nuestro país.

Y en esto, la selección pádel anuncia que participará en un campeonato organizado por la FEPA (Federación Europea), según he podido leer hasta hoy con el nombre de Euskadi. Buena oportunidad y, como dicen en su twiter, “Jo ta ke irabazi arte”.

En este uso vario del nombre podría ser muy bonito hace un par de siglos, pero hoy, en la era digital, genera algunos problemas que penalizan seriamente la reputación de nuestros país. Polinomia, muchos nombres para un mismo país, una misma selección; Complejidad, acepciones dobles para un mismo concepto; No concordancia, entre nombre y gentilicio; Pretendido cosmopolitismo, normalmente los países ponen su nombre en su idioma, nosotros en inglés Basque Country ¡Qué cosmopolitas!. Todo ello nos lleva a perder numerosos impactos comunicativos y proyectar una imagen de indefinición francamente negativa.

Esta suma de denominativos genera a un cúmulo impresionante de desajustes, que son notorios para cualquier observador, algo imperdonable en la era digital. Las oportunidades perdidas en términos de reputación son incontables. Da la impresión de que nos gusta emular al tornillero “total, si solo pierdo un céntimo por tornillo, qué más da”.  

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A nombre-país por medalla ¡Qué cosmopolitas!

  1. Pingback: A nombre-país por medalla ¡Qué cosmopolitas! | Aberriberri bloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s